No pierdas el poder de un buen hábito

Los hábitos te llevan a donde quieres (o a donde no quieres).  No escuches esa vocecita interna que te inventa excusas (¡muy validas y lógicas!) en forma de justificaciones para no esforzarse en el momento de la verdad.

Es muy común que cuando te “enfrentas” a algo difícil (lo que te da resultados es típicamente un reto), surgen en la mente pretextos validísimos y súper lógicos para posponerlo e irte por el camino del menor esfuerzo.  ¡¡¡No le hagas caso a esta vocecita!!!

No seas perfeccionista.  Alguien dijo alguna vez, presentarte es el 80% del éxito.

Puntos importantes:

  • Cuando dudes en hacer lo que sabes que es correcto.  Pregúntate y respóndete objetivamente la pregunta ¿Qué es lo mejor para mí?  ¿Qué es lo correcto?  ¿Qué me da beneficios en el largo plazo?
  • Valora un hábito. El hecho de tener disciplina tiene un valor en sí mismo.  Cuída cada buen hábito que tengas.
  • Imagínate que tienes a tu lado a tu entrenador personal o tu coach.  Qué te diría

Acerca de Jaime Villarreal

Nací en la Ciudad de México en 1974. Desde niño he tenido una curiosidad insaciable por todo y he dedicado mi vida a ser feliz y ayudar a los demás a ser felices. Estoy absolutamente convencido de que todo es posible. Soy también músico de rock, apasionado de la aviación, consultor en comunicación y coach personal. Contáctame enviándole un mensaje a villarrealjaime@hotmail.com.
Esta entrada fue publicada en Acondicionamiento físico, Crecimiento personal, Salud. Guarda el enlace permanente.