Cómo mejorar la forma de tu cuerpo con un buen hábito

La forma de nuestro cuerpo es resultado de muchos factores: el tamaño y forma de los huesos, los músculos, y el grosor de las reservas de grasa bajo la piel.  Éste último factor es interesante.  El cuerpo humano almacena energía a través de reservas de grasa que se almacena en células especializadas y lo hace en algunas regiones del cuerpo más que en otras.  Todos sabemos, por ejemplo, que la capa de grasa en el abdomen es más gruesa que en el interior de los brazos.

 

Muchas personas que están buscando reducir su peso corporal, en realidad están tratando de reducir la grasa corporal.

 

No queremos perder músculo, por muchas razones.  El tener músculos grandes y fuertes (el tamaño del músculo tienen una correlación con la fuerza de éste) ayuda a proteger los huesos y las articulaciones, ya que al fortalecerlos también se fortalelen los ligamentos y los tendones. Y el músculo le da forma a nuestro cuerpo.

 

Muchas personas, especialmente mujeres tienen una aversión al ejercicio de resistencia (pesas) ya que tiene la idea de que van a terminar con un cuerpo de apariencia masculina.  Nada puede ser más falso.  Para que se construya músculo es necesario que estén presentes las hormonas anabólicas como la testosterona y en la mujer la presencia de esta hormona es diez veces menor que en el hombre.   Aún los hombres no hacemos fácilmente músculo.  Es necesario entrenar con frecuencia con una intensidad suficiente para crear una respuesta adaptativa en el músculo y, créanme, esta intensidad no se alcanza cómodamente. Hay que hacer un gran esfuerzo.

 

Es cierto que hacer ejercicio de resistencia no contribuye en el corto plazo a disminuir el peso, por que el músuculo al crecer, almacena glicógeno (moléculas grandes de energía lista para usarse) y mucha agua.  Pero en el mediano plazo es la estrategia más inteligente, ya que el músuculo es un tejido costoso metabólicamente hablando. Una persona con más músculo quema más calorías y generalmente se mueve más. Hacer músuculo es una estrategia inteligente para bajar el porcentaje de grasa corporal.  Aunque también hay que considerar un descanso adecuado y una dieta con una ligera restricción calórica (entre 10 y 20%,  200 a 400 calorías), pero con suficientes proteínas, que podemos encontrar en alimentos como carne,  pescado, pollo, huevo, queso y nueces.

Acerca de Jaime Villarreal

Nací en la Ciudad de México en 1974. Desde niño he tenido una curiosidad insaciable por todo y he dedicado mi vida a ser feliz y ayudar a los demás a ser felices. Estoy absolutamente convencido de que todo es posible. Soy también músico de rock, apasionado de la aviación, consultor en comunicación y coach personal. Contáctame enviándole un mensaje a villarrealjaime@hotmail.com.
Esta entrada fue publicada en Acondicionamiento físico, Salud. Guarda el enlace permanente.