Un truco fácil para bajar de peso

Sin darse cuenta, muchas personas que están tratando de perder peso, cometen un error muy grande, que además es muy fácil de evitar: estar deshidratados.

 

El cuerpo humano es un 65% agua, aproximadamente, es decir, la mayor parte de nuestro peso lo constituye este líquido, es por eso que es común ver fluctuaciones de peso de hasta tres kilos de un día para otro.  La perdida, o ganancia de peso, no es de grasa, ni de músculo, es de agua.

 

Otro aspecto de la hidratación que hay que considerar es que el estar bien hidratados es un factor determinante en una perdida de peso saludable.  Las células mal hidratadas no funcionan bien, no reciben los mensajes hormonales correctamente.  Dicho de otra manera, es muy difícil perder peso (grasa) si no estamos bien hidratados.

 

Podemos hacernos trampa y perder de uno a tres kilos al dejar de tomar agua, pero el tiempo que pasemos deshidratados impactará en nuestro proceso de perdida de peso de manera significativa.

 

Durante la mayor parte de la historia del ser humano como especie. Estoy hablando, no de los últimos siglos, sino de cientos de miles de años atrás, las sequías eran un preludio de un periodo de escasez de alimentos.  El cuerpo humano, como el de otros animales, está “diseñado” para entrar en un modo de almacenamiento de calorías cuando le falta agua.  Es un mecanismo de supervivencia muy eficaz.  O lo era.  Porque en el mundo moderno, ahora lo único que hace es reducir nuestra tasa metabólica y provocar el aumento de peso.

 

Adicionalmente la hidratación afecta la fuerza física como se explica en este video (en inglés), y también afecta profundamente el funcionamiento del cerebro, que por cierto tiene un porcentaje de agua todavía superior al del resto del cuerpo. ¡Sí, estar deshidratado nos hace menos inteligentes!

 

¿Cuánta agua hay que tomar?  Algunos recomiendan dos litros diarios, ocho vasos con agua.  Un vaso pequeño cada una o dos horas.  En realidad la respuesta es complicada ya que esto depende de muchos factores como el volumen corporal, la temperatura, la humedad, el nivel de actividad, etc.  Si eres muy sedentario y no hace mucho calor, tal vez un litro y medio sea más que suficiente.  Si hace calor y estás realizando actividades físicas en el exterior probablmente necesites de uno a tres litros más.  Un buen indicador es que la orina sea de color claro, pero no totalmente transparente.  Otro indicador es que si tienes sed, ya llevas por lo menos 30 minutos deshidratado.  Hay que evitar esta situación.

 

En pocas palabras, ¿cuál es el truco para facilitar la perdidda saludable de peso? Estar siempre bien hidratado.

 

– o O o –

 

Libro recomendado: The Body Fat Solution, de Tom Venuto.  Un extraordinario compendio de técnicas para reducir la grasa corporal.  Aquí se explican claramente los principios fundamentales para perder grasa.  Lo recomiendo personalmente.  Lo leí hace un año y medio y me ayudo muchísimo a reducir mi porcentaje de grasa corporal de 28% a 13% y bajar de 94 a 76 kg.

Acerca de Jaime Villarreal

Nací en la Ciudad de México en 1974. Desde niño he tenido una curiosidad insaciable por todo y he dedicado mi vida a ser feliz y ayudar a los demás a ser felices. Estoy absolutamente convencido de que todo es posible. Soy también músico de rock, apasionado de la aviación, consultor en comunicación y coach personal. Contáctame enviándole un mensaje a villarrealjaime@hotmail.com.
Esta entrada fue publicada en Acondicionamiento físico, Salud. Guarda el enlace permanente.