Incrementa tu testosterona naturalmente

Un tema tabú para algunos, aunque no debería de serlo. La testosterona es la hormona masculina (aunque también está presente en el cuerpo femenino en mucho menor cantidad).

Para un hombre es muy importante tener niveles saludables tanto de esta como de otras hormonas. Pero ahora nos ocuparemos de la hormona T. Esta se produce, principalmente, en… adivinaste… los “T”estícuos. Además de contribuir al desarrollo de las características sexuales secundarias en la pubertad, la testosterona tiene un efecto anabólico natural, es decir, ayuda a la construcción de tejidos musculares.

Pero bueno, pasemos a la parte práctica.

Para aumentar la testosterona de manera natural hay que hacer tres cosas (que resultarán muy familiares para quienes han seguido este blog):

1. Dormir bien,

2. Comer bien,

3. Hacer ejercicio

El primer punto es fundamental. Si no dormimos bien, podemos irnos olvidando de todo lo demás. Cualquier esfuerzo o cambio de hábitos será inútil. Es durante el sueño que se reparan y construyen los tejidos del cuerpo y se producen muchas hormonas.

El segundo punto es muy importante también porque para que se produzca la testosterona, necesitamos de nutrientes especiales. Las hormonas como la testosterona se producen principalmente con acidos grasos y colesterol. Pero veamos una lista de alimentos que pueden ayudar:

Agua.- No se pueden producir hormonas si el cuerpo no está adecuadamente hidratado.

Ácidos grasos esenciales.- Estos no los produce el cuerpo (de ahí su nombre): almendras, nueces, pescado (especialmente salmón salvaje)

Huevo.- Contiene muchas vitaminas y colesterol

Espárragos.- Aportan vitamina E.

Apio.- Contiene androsterona (molécula precursora de la testosterona)

Alimentos ricos en zinc.- Como ostiones y mejillones

El esfuerzo muscular, especialmente el de alta intensidad, el que llega al punto de no poder realizar una repetición más dentro de una serie, estimula grandemente la producción de esta hormona ya que el esfuerzo envía una señal al sistema endócrino para responder a una necesidad física que sobrepasa la capacidad actual del cuerpo, con lo que se desencadena un proceso anabólico natural.

Los beneficios de tener niveles de testosterona elevados naturalmente son ampliamente “sospechados” si no es que conocidos: niveles saludables de líbido (deseo sexual). Aumento moderado y natural de la masa muscular y la fuerza física. Incluso, algunos dicen que los hombres con buenos niveles de testosterona son más competitivos y seguros de sí mismos.

Acerca de Jaime Villarreal

Nací en la Ciudad de México en 1974. Desde niño he tenido una curiosidad insaciable por todo y he dedicado mi vida a ser feliz y ayudar a los demás a ser felices. Estoy absolutamente convencido de que todo es posible. Soy también músico de rock, apasionado de la aviación, consultor en comunicación y coach personal. Contáctame enviándole un mensaje a villarrealjaime@hotmail.com.
Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.